En este post me referiré a la importancia de hacer SEO en Google para tu negocio. Para empezar, el SEO (Search Engine Optimization) consiste en la optimización de sitios web para motores de búsqueda. Siempre lo enfocamos mucho en Google porque es el principal buscador, el principal motor de búsqueda. Sin embargo, no es el único. Todos los sitios o plataformas que tengan un buscador significa que se puede optimizar y se puede hacer SEO. Facebook tiene un buscador, entonces existe el SEO para Facebook o hay trucos SEO para Facebook. Lo mismo pasa con Instagram, también tiene un buscador, por lo tanto se puede hacer SEO para esa plataforma. 

Por ejemplo si un sitio web tiene un buscador también se puede optimizar. Por eso se llama optimizador para motores de búsqueda. Dado que el buscador más grande y que tiene más tráfico es Google, es que nos centramos en él. Imagina que hacemos una búsqueda en esta plataforma por venta de autos usados. Google arroja, por ejemplo, cuatro anuncios en la parte superior. Después de los anuncios vienen los resultados orgánicos. Todo estos son resultados SEO, que son hasta 10 resultados. Y en la parte inferior hay tres anuncios más. Entonces la diferencia entre un resultado SEO y uno orgánico es que no tiene que ir donde dice anuncios.

Si ponemos otra búsqueda, por ejemplo cómo crear un vídeo animado, tenemos nuevamente anuncios en la parte superior y después están los resultados SEO.  La idea de hacer SEO es que Google nos envíe tráfico “gratis” y por eso se habla de que el tráfico orgánico es gratis. Pero es entre comillas gratis, porque tú tuviste que ocupar tiempo en trabajar el SEO para aparecer ahí. A continuación veremos en detalle por qué hacer SEO para tu negocio. 

Lo primero es que entiendas la postura de Google respecto del SEO. Antes tienes que saber cuál es la misión de Google: responder la consulta de búsqueda del usuario con la menor cantidad de clics posibles. Porque si el usuario encuentra lo que está buscando, va a tener una experiencia satisfactoria. Y por lo tanto va a seguir usando Google y estará propenso a pinchar los anuncios, aunque esté haciendo clic en los SEO.

Ahora, Google para poder responder la consulta de búsqueda del usuario con la menor cantidad de clics posibles, tiene que ordenar y clasificar todos los sitios web del mundo. Cuando los tiene en su radar, ordenados, va a saber cuál es el sitio web que tiene que mostrar dependiendo de qué búsqueda se hizo. De tal forma de responder la consulta de búsqueda del usuario con la menor cantidad de clics posibles. Entonces ahí es donde nace el SEO. Ahí es donde entra el cómo nosotros tenemos que hacer que Google entienda nuestro sitio web para que lo muestre según las búsquedas correspondientes.  Y ojalá para la mayor cantidad de tipos de consultas de búsqueda. 

En ese momento es cuando el SEO empieza a hacer efecto, empezamos a generar tráfico orgánico sin pagar los clics que nos cobra Google Ads. También empezamos a generar conversiones que finalmente se transforman en clientes. Todo sin pagar publicidad sino que con SEO. Pero ojo, aproximadamente el 96% de los ingresos de Google vienen de la publicidad, no del SEO. Por eso Google tiene una postura respecto al SEO. Como la plataforma gana plata cuando la gente pincha los anuncios y el 96% de sus ingresos vienen de la publicidad, no gana plata por llevar tráfico orgánico a las páginas de las personas o de los negocios. No gana dinero directamente por hacer eso, por lo tanto no enseña SEO ni tampoco lo promueve mucho.

En cambio sí promueve Google Ads, tiene el programa Google Partners, tutoriales de cómo hacer anuncios en la plataforma, ejecutivos que enseñan a las empresas y les llaman para ayudarles a hacer sus campañas. Tiene todo un aparataje para promover la creación y el uso de anuncios en Google pero no así para SEO. No hay un programa de partners para SEO. No tiene ejecutivos llamando a la gente diciéndoles cómo optimizar su sitio web para que aparezcan arriba en el orgánico.  Google no se preocupa de eso porque lo único que le interesa es que le pinchen los anuncios, ya que ahí está su ingreso.

Es más, Google da respuestas vagas respecto al SEO. Más bien se encarga de desinformar a los usuarios haciéndoles pensar que el SEO es exigente, difícil. En el fondo no quiere que como usuario hagas SEO para tu negocio. De alguna forma está en una especie de lucha en su contra. Porque hacer SEO significa que la gente gaste menos en Ads, lo que atenta con la rentabilidad del negocio de la plataforma. Tal como te mencionaba al inicio, esa es la postura de Google respecto al SEO.

Ahora vamos a ver cómo se trabaja el SEO para tu negocio. Este se trabaja desde tres frentes: 1) SEO on page. Tiene que ver con el código de la página y las configuraciones del sitio más que con factores externos. 2) SEO off page (o SEO externo). Se trata de trabajar la popularidad del sitio en internet para hacerlo popular ante los ojos de Google y lo rankee más alto. 3) SEO engagement. Es el que tiene que ver con el contenido y el user experience, lo que suma mayor tráfico orgánico.

Antes de revisar cada uno en detalle, tienes que saber que Google tiene un algoritmo que rige todo. Es quien da las reglas para definir qué sitio es más importante que otro, o cuál debería estar más arriba o más abajo en la página de resultados. Además, Google actualiza el algoritmo con bastante frecuencia. Cada año hace dos o tres actualizaciones grandes y 200 o 300 actualizaciones menores.

Por otro lado, hay un concepto que tienes que tener claro para hacer SEO para tu negocio de forma correcta y generar resultados. Se trata de long tail o cola larga, que es la representación gráfica del mercado online de las búsquedas. Lo que pasa es que el internet sustituye de alguna forma al mercado de masas. Sustituye la búsqueda genérica por búsquedas específicas o búsquedas de long tail. Eso significa que hay nichos de mercado que podemos abordar y obtener tráfico de ellos. Cada nicho va a representar una porción del mercado para un producto o servicio específico, y la suma de todos estos nichos alcanza cifras de enormes magnitudes. Esa suma es la long tail.

Imagina un gráfico en cuyo eje Y o vertical tenemos la cantidad de búsquedas (en orden ascendente desde la parte inferior). Y en el eje X u horizontal tenemos la cantidad de palabras que tienen esas búsquedas. Por ejemplo si buscamos casas, eso es una búsqueda que tiene pocas palabras clave y muchas búsquedas porque es una palabra genérica. Sin embargo, si busco casas en arriendo tiene mayor cantidad de palabras clave, a la vez es más específica y por lo tanto tiene una menor cantidad de búsquedas.

Entonces, en la medida que el término de búsqueda tiene una mayor cantidad de palabras, tiene una menor cantidad de búsquedas. Todas las frases clave que tienen muchas palabras adentro, tienen menos búsquedas. Pero si sumas toda esa cantidad de palabras y las búsquedas que tienen, aproximadamente se llevan el 70% de la torta del tráfico de búsquedas en Google o en internet.

Para cerrar el tema de la long tail, tenemos que mientras más general e incorrecta es la búsqueda hay más opciones en el mercado, y viceversa. Porque la búsqueda es más general y como no se especifica tanto, nos muestran muchas opciones. Por otro lado, cuando la búsqueda es más específica son menos opciones las que se muestran. Puesto que son menos páginas las que hablan de algo más específico.  Aquí no solamente estamos hablando de productos y servicios, sino que de cualquier cosa, como ideas y conceptos. Por lo tanto tienes que saber que hay búsquedas con intención comercial y con intención de búsqueda de información. 

Si alguien busca la biografía de Leonardo Da Vinci asumimos que más que comprar algo relacionado con el personaje, está buscando información sobre su vida y obra. Entonces también está ese juego con el que de alguna forma tenemos que lidiar.

Todo eso nos lleva a una conclusión, y es que mientras más páginas tengas, vas a tener más tráfico y más rankings. Por ejemplo si tienes páginas en un blog, va a estar posicionada cada página para palabras clave distintas. Si tienes pocas páginas tendrás menos tráfico orgánico. Porque va a haber menos páginas indexadas para una menor cantidad de palabras clave. Entonces es muy importante trabajar con un blog para que cada post sea una página que se indexa y traiga el tráfico. A mayor cantidad de páginas, mayor cantidad de tráfico, porque cada página es la que se indexa. Tienes que saber que Google indexa páginas, no sitios. Un sitio web es un conjunto de N páginas.

Ahora que ya revisamos estos conceptos, entraremos en detalle a ver cómo trabajar el SEO para tu negocio.

En primer lugar tenemos el SEO on page, también conocido como SEO interno, que es donde todo parte, es lo primero que tienes que hacer. Este consiste en optimizar el código y los contenidos del sitio web respecto de tu mercado objetivo y tus palabras clave objetivo. En general los emprendedores y las empresas no hacen nada de SEO para sus negocios. O cuando lo hacen se les pasa la mano y lo sobre optimizan. A continuación veremos las mejores prácticas para optimizar el sitio sin sobre optimizarlo y lograr resultados. 

El SEO on page tiene el título, las palabras clave, contenido, las etiquetas del título y las metas etiquetas.  ¿Y cómo se hace? En primer lugar piensa que podría ser para una página de producto, para el home del sitio web, para un blog post, etc. Ahora te daré una serie de tips y consejos para hacer SEO on page de manera correcta. Para que puedas maximizar la cantidad de tráfico orgánico que recibe una página en particular y por lo tanto el sitio web. Lo que a su vez trae como consecuencia el aumento de tus conversiones orgánicas.

Primero que nada te recomiendo que la página sea monotemática. Es decir que todo el contenido gire en torno a un concepto clave o una palabra clave. Además, al ser monotemática, la URL de la página debe tener la palabra clave. Por ejemplo si tu blog es sobre tecnología y escribes un post sobre los mejores tablet android, la URL debiera contener lo siguiente: blogtecnologico.com/como-elegir-un-tablet-android. Así, Google va a ver la URL y va a entender de mejor forma que esa página se trata de eso. Por lo tanto va a estar en condiciones de mostrar la página para cuando alguien busque eso.

También tenemos que tener los títulos o las etiquetas de H1,  2, 3 y 4, o 5 y 6. Al menos usar la H1. Por ejemplo el título H1 tiene que ser el titular y solo tiene que haber un H1 en la página. Y que explique en esa frase de qué se trata el contenido. A lo largo del contenido también pueden haber otros títulos secundarios como los subtitulares, por ejemplo H2 o el sub subtitular H3 y así sucesivamente.

Lo otro que te recomiendo es que escribas para humanos, no para el robot. Hay que tener solo unas cuantas consideraciones para el robot, pero principalmente tienes que pensar en escribir para el humano. Porque a fin de cuentas, si bien hay trucos o cosas que se pueden hacer a nivel SEO para el robot, lo que va a primar será la percepción del humano. Si a este le gusta el contenido lo va a leer, se va a quedar más tiempo en la página, lo va a compartir etcétera. Y eso es mucho más valioso. Te va a aportar más al SEO para tu negocio que poner las palabras clave de forma repetida o algún otro truco.

Por otra parte tienes que ser preciso, no repetitivo. Google detecta cuando estás repitiendo mucho lo mismo, repitiendo la palabra clave. El robot de Google es lo suficientemente inteligente para eso. Asimismo, si estás repitiendo el mismo concepto todo el tiempo, el humano que está leyendo va a dejar de encontrar valor en el contenido. Por lo tanto se va a salir de la página. Además debes considerar el Meta Title y la Meta Description, pues son para mejorar el CTR orgánico.

¿Te Gustaría que tu Sitio Web sea el Primero en el Ranking de los Buscadores?

Aprende a posicionar tu sitio web para generar más ventas con nuestro curso “SEO Para NO Expertos”.

Compra el curso AQUÍ.

Sígueme

Agu
Agu

Leave a Reply

Your email address will not be published.